Menú Principal
unnamed (1) (1)
9 de mayo de 2019

Subsecretaria Recabarren expuso en foro sobre presupuesto público con enfoque de DD.HH.

Con objeto de presentar el informe preliminar del estudio “Presupuesto público y derechos humanos”, la ONG Espacio Público –institución a cargo de la investigación– convocó a un foro denominado ”Avanzando hacia un presupuesto público con enfoque de derechos humanos” que contó con la participación y comentarios de la Subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren; la Directora Ejecutiva del Observatorio Gasto Fiscal, Jeannette Von Wolfersdorff; y la Directora de la Espacio Público Andrea Repetto, moderado por su Presidente Ejecutivo, Mauricio Duce.

Durante su exposición, la Subsecretaria Recabarren señaló que “entender las políticas públicas con un enfoque de derechos humanos es relevar en cómo se aseguran y protegen los derechos que ya tenemos consagrados. Basarse en los derechos humanos tiene relación con poner en el centro de la política pública la dignidad de las personas”.

Entre las propuestas que plantea el informe está la conformación de un grupo de expertos –del sector público y la sociedad civil– para definir objetivos y monitorear el presupuesto público con enfoque de derechos humanos, centrado en algunos ámbitos específicos de políticas públicas; el desarrollo de catálogos orientadores del gasto; y la construcción de una guía para la discusión presupuestaria en los Concejos Municipales.

Además, propone la asociación de programas presupuestarios a objetivos observables; que diputados y senadores legislen para que los programas presupuestarios se asocien a objetivos, y que estos se encuentren anexos a la Ley de Presupuesto. Así como la creación de un observatorio del presupuesto público; la creación de una Agencia de la calidad de las políticas públicas y una oficina presupuestaria en el Congreso, entre otras.

Finalmente, la Subsecretaria de DD.HH. agregó que “la vulneración de derechos tiene que ver con garantías que no se cumplen por parte del Estado. Para revertir esta situación sería recomendable que ojalá los programas de gobierno tuvieran un enfoque de derechos humanos”.